LA REPÚBLICA EN TERAPIA INTENSIVA (Séptima entrega)

Escrito por el 10 junio, 2019

Por Juan Balois Pardo


El escándalo del D`Alessiogate tiene dimensiones similares al que en EEUU le costó la Presidencia a Richard Nixon, la gran diferencia con Argentina es que en nuestro país el periodismo servil con el gobierno nacional tiene un compromiso mayor con la defensa del actual Presidente y su entorno que con su profesión y la búsqueda de la verdad. El Watergate explotó porque los principales medios de prensa y varios parlamentarios prefirieron defender los principios republicanos antes que al Presidente, quien por haber realizado espionaje ilegal para extorsionar y cometer abusos, debió, ante la presión social y las actuaciones judiciales, dimitir al cargo más poderoso del mundo.
No es casualidad que el periodista de la mayor corporación mediática de la Argentina que conduce Héctor Magnetto, pilar principal del blindaje periodístico al gobierno nacional, haya regresado con su programa PPT luego de más de tres años de retiro del periodismo político televisivo, y a pocos meses de las elecciones.
Para no tener que incluir en su agenda periodística temas referidos a la dañina gestión del actual gobierno de Cambiemos, evidentemente endeudador, especulativo, farsante, estafador y cipayo, Lanata cambió durante la Presidencia de Macri su perfil de ácido periodista político televisivo, por el de un relajado entrevistador de un ciclo de reportajes muy light. El antes incisivo cuestionador del poder, hizo en estos últimos tiempos de neoliberalismo, reportajes a gente común, como el mismo definió a su programa denominado “Hora 25”, en el que la actitud más punzante la tuvo en su primer salida al aire, en la que se entrevistó a sí mismo.
Lanata fue un operador fundamental para la llegada de Cambiemos al poder, su agenda periodística se dedicó exclusivamente a denunciar al gobierno de CFK, el supuesto asesinato del Fiscal Nisman, las cuentas en el exterior del hijo de la entonces Presidente y de Nilda Garré, el paso de la ex Presidente por las Islas Seychelles con supuestos fines financieros, la adjudicación del mote de “La Morsa” a Aníbal Fernández, la acusación a Kicillof de cobrar un altísimo sueldo en YPF; fueron algunos de los temas de una sesgada agenda, exclusivamente ante Kirchnerista.
El comunicador que, al convertirse en la reina en el tablero de ajedrez de Clarín, defraudó a gran parte de los ciudadanos que lo consideraban prestigioso, contradijo claramente los principios profesionales que otrora defendió cuando actuaba conforme a convicciones y no, como en los últimos años, cumpliendo la misión que la corporación que él mismo combatió, le encomendó para desprestigiar a quienes el poder real que representa Magnetto le señaló como único objetivo de esa modalidad periodística, la que Julio Blanck reconoció como “Periodismo de Guerra”.

No cabe duda que PPT regresa apuntando toda su artillería contra Fernández – Fernández, y que nuevamente nada dirá Lanata de la corrupción macrista, del pisoteo de la ley por Decreto para que el hermano del Presidente blanquee millones de dinero obtenido ilegalmente, ni de los miles de ciudadanos que dibujaron como aportantes para simular millonarios aportes de campaña de origen espurio, ni del abuso del conflicto de intereses manipulando dependencias del Estado para beneficiarse a sí mismo, como por ejemplo en el Caso de Correo Argentino, ni de sus “testamigos” Calcaterra, Middlin, Lewis o Niki Caputo, ni de los negociados en peajes, energéticas, parques eólicos, ni de Odebrech y el soterramiento del Sarmiento, ni de los negociados financieros de Toto Caputo con bancos y fondos de inversión amigos , entre tantos otros hechos ilegales.
Lanata, que calificó a Cristina Fernández de Kirchner de “vieja, sola y enferma”, se encuentra internado por un pico de tensión e insuficiencia respiratoria, el comunicador trasplantado de un riñón no estará este domingo a la noche al frente de su segunda entrega, el domingo pasado le dedicó, igual que sus compañeros de misión, Majul y Feimann, especial protagonismo a las escuchas ilegales realizadas a ex funcionarios K recluidos en Ezeiza, una de ellas, que involucra a Juan Pablo Schiavi y Eduardo Valdés, dio origen a la distorsión maliciosa de la realidad que titularon “Puf, Puf” y que luego del siguiente y breve análisis reconoceremos como un nuevo “Bluf, Bluf” periodístico, o como dicen ahora, una nueva fake news.
La simple cronología de los hechos demuestra que la denuncia de Carrió, Zuvic y Olivetto es solo una bomba de humo para aportar a la confusión a través del periodismo servil. La presentación judicial de las referentes de la Coalición Cívica, partido político gestor de la alianza Cambiemos, es absolutamente inconducente, la pseudo “Fiscal de la República” afirma ante el juez que las escuchas que dice haber recibido anónimamente demuestran que la causa que lleva adelante el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, denominada periodísticamente el “D`Alessiogate”, fue armada por ex funcionarios kirchneristas actualmente presos.

En diciembre de 2018 D`Alessio extorsionó a Etchebest, el 7 de Enero de 2019 el agente inorgánico de la DEA y el Fiscal Federal del Juzgado de Bonadío, Carlos Stornelli, se encontraron con Etchebest en Necochea, demostrándole así al extorsionado el poder del intermediario que le pedía dinero para despegarlo de una causa judicial que está en manos del Fiscal declarado en rebeldía, la que además era una mentira, ya que Campillo no lo había nombrado en su declaración, cómo le aseguraba el hoy detenido Marcelo D`Alessio.
Eduardo Valdés habló con el recluso Juan Pablo Eschiavi el 19 de enero, con vocabulario burdamente encriptado le pasa noticias sobre lo que el día anterior había dicho en un reportaje radial en el que denunció que estaban apretando a Juan Manuel Campillo para que se arrepintiera e involucrara a ex funcionarios superiores de gobierno anterior, se puede presumir que Valdez tenía entonces información de lo que le estaba sucediendo a Etchebest con D`Alessio y Stornelli, pero los hechos ya habían ocurrido, Etchebest ya había pagado coimas al intermediario del Fiscal que intercambiaba contundentes watsapps con el Fiscal Federal, este ya había viajado hacia Pinamar junto al falso abogado en su flamante camioneta y ya había saludado en el Parador CR al extorsionado que los estaba filmando y luego los denunció.
Los hechos delictivos ya habían ocurrido cuando se dieron las charlas ilegalmente grabadas, malintencionadamente filtradas y mercenariamente publicadas. Está muy claro que nada puede organizarse después de producido, nada puede prepararse luego de sucedido, además, como dijo Eduardo Valdés, ¿cómo pudieron organizar y lograr los presos K que D`Alessio extorsione, chatee en íntima confianza con el Fiscal, que este viaje a Pinamar y que coordine con el inorgánico de la DEA que le ponga algo en la maleta al ex de su actual mujer? La denuncia judicial de Carrió solo servirá para dar pié a maniobras de prensa, como las mencionadas al principio del artículo y tantas otras falsedades que les son útiles al periodismo de guerra para atacar a unos y defender a otros con el mismo nivel de injusticia, proceder que colisiona con el noble objetivo de la profesión que ejercen Reynaldo Sietecase, María O`Donell, Víctor Hugo Morales, Tunny Kollman , Rolando Graña, y tantos otros.

 

 

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist

Background